Asia,  Indonesia

La experiencia de ver orangutanes en la Selva de Borneo

En este segundo post sobre nuestra visita a la Selva de Borneo en Indonesia para ver orangutanes en libertad, os voy a contar todo lo que hicimos, como nos sentimos y os daré mi punto de vista sobre los tours por la selva y la maravillosa experiencia de ver orangutanes en su hábitat natural.

En el post anterior, puedes leer todo lo que hay que saber sobre los preparativos para viajar a la Selva de Borneo y ver orangutanes de cerca en libertad.

Orangután con su cría en la plataforma de alimentación en TanJung Puting.

Me considero una gran amante de los animales y una defensora de sus derechos. Hace años que vivo concienciada con el turismo responsable, sobre todo en cuanto a atracciones turísticas con animales se refiere.

La idea de ir hasta Borneo para ver orangutanes en libertad, en un principio no me terminaba de convencer. Pensaba que estaría participando en una turistada que se lucra con el sufrimiento animal.

Además, nuestro viaje fue en junio de 2018, lo cual coincidió con el “boom” de noticias respecto a las talas de árboles en la Selva de Indonesia y la desaparición del hábitat natural de los orangutanes, la puesta en escena del aceite de palma…

Recorriendo la Selva de Borneo en klotok

Finalmente, tras leer muchas opiniones de otros viajeros en blogs, tomamos la decisión de ir hasta esta parte del mundo para ver orangutanes y vivir la experiencia de adentrarnos durante 3 días en la selva y esta vez yo, voy a daros mi opinión sobre ello.

El tour por el río Sekonyer

Visitar la Selva de Borneo no es fácil, afortunadamente, no se han construido alojamientos turísticos ni nada por el estilo que nos permitan alterar del todo el día a día de la Selva.

Por este motivo, la visita se realiza en una embarcación típica indonesia que se llama Klotok. Es un barco de madera pequeño que navega por el río Sekonyer, atravesando la selva de Kalimantan, la parte Indonesia de Borneo y la Reserva Nacional de TanJung Puting.

Klotoks de colores en el Río Sekonyer, Borneo

El klotok consta de dos plantas, en la inferior, lo que sería la “panza” del barco es dónde duerme la tripulación, está la cocina y el timón.

En la superior, bajo una cubierta y toldos desmontables a los laterales, suele estar la mesa-comedor para los turistas, la cama bajo una mosquitera y unas sillas o hamacas en la parte delantera para disfrutar del paisaje.

Todas las embarcaciones tienen un pequeño baño, aunque no todas tienen ducha, la nuestra si tenía y era de agua dulce proveniente de un bidón situado en la cubierta.

Tripulación cogiendo agua del Río Sekonyer en el klotok

Estas embarcaciones, aunque viejas, son muy auténticas, todas ellas pintadas de colores que le dan un aspecto maravilloso a las aguas turbias y marrones del río.

Recorrido

El tour empieza embarcando en el klotok en la bahía de Kumai, ciudad desde dónde zarpan los barcos. La embarcación se va acercando a la selva y de repente nos encontramos con una gran estatua de un orangután, un hombre de la Selva, que nos da la bienvenida a la Reserva.

La selva se divide en dos, a nuestra izquierda, nos va explicando nuestra fantástica guía Ita, se encuentra la parte de Selva de Borneo deforestada, es decir, la parte que ha sido talada para llevar a cabo las grandes plantaciones de palma.

Macho Alfa en plataforma de alimentación en la Selva de Borneo

A la derecha, tenemos la parte que queda original de la Selva de Borneo y está formada por 415.000 hectáreas de bosques protegidos en los que habita una maravillosa flora y fauna.

Durante tres días y dos noches, los klotoks surcan río arriba la orilla derecha de la Selva de Borneo, en la que se encuentran diferentes paradas con casetas en las que habitan los rangers o guardas del bosque, que son también los que dan de comer a los orangutanes en las plataformas mucho más al interior.

Ranger alimentando a los orangutanes en la Selva de Borneo

La Reserva de TanJung Puting

El área tropical de bosque TanJung Puting, al sur de Borneo, fue declarada como reserva en el año 1935, más tarde en el 1982, se declaró Parque Nacional.

Orangután dándonos la bienvenida a la Reserva de TanJung Puting

En esta zona se desarrolló un proyecto de recuperación de orangutanes y reinserción en el año 1971, cuando la Doctora Biruté Galdikas fundó junto a su ex marido Camp Leakey.

Bienvenida a Camp Leakey

Camp Leakey recibe su nombre en recuerdo del arqueólogo, antropólogo y paleoantropólogo Luois Leakey, profesor de la Dra. Galdikas y descubridor de varios de nuestros antepasados homínidos en África en los años 50.

Desde 1971, científicos y estudiantes, dedican su vida en la selva de Borneo a ayudar a los orangutanes y asegurarse de la conservación de su hábitat natural en el la fundación OFI Orangutan Foundation International.

Casas de madera de Camp Leakey

Todavía hoy podemos ver cabañas de madera dónde tuvieron lugar los primeros estudios, y que hoy en día están habitadas por los rangers que cuidan y dan de comer a los orangutanes libres, así como voluntarios del proyecto.

El recorrido por la selva, incluye 3 paradas en los puntos donde se encuentran los 3 centros de recuperación, siendo Camp Leakey el principal.

En Camp Leakey, podemos encontrar una de las antiguas casas de madera convertida en una especie de museo, en el que se conservan objetos de las investigaciones, fotografías de los diferentes orangutanes que se han ido rescatando y reinsertando y se explica también la evolución y el porqué del proyecto.

Pequeño Museo en Camp Leakey

 

El problema de las plantaciones de palma

Hoy en día somos conocedores de la problemática que ha causado y está causando el aceite de palma en nuestra salud y en nuestras vidas, pero esta “invasión” tiene un recorrido muy largo en la Selva de Borneo.

Hace aproximadamente 40 años que por una escasez  de trabajo en la industria maderera, empezaron a moverse los intereses económicos de las plantaciones de palma en Borneo.

Estructuras de las plantaciones de palma

Se talaron hectáreas de bosque y se crearon las primeras plantaciones de palma. Según nos contó nuestra guía Ita, son muchísimas las personas que consiguen trabajo en Indonesia gracias a estas plantaciones.

En los años 90 tuvieron lugar incendios intencionados en Borneo por parte de los propietarios de las tierras, para dar paso a más espacio para plantaciones de palma.

En la actualidad, se calcula que un 80% del terreno virgen de la Selva de Borneo ha sido destruida para dar paso al cultivo de palma.

Retrato de Tom, uno de los machos Alfa más importantes que ha tenido Camp Leakey

Ita nos contó también y pudimos ver, como la selva de Borneo está dividida de forma que al lado izquierdo del río Sekonyer alberga una gran cantidad de terreno de plantaciones de palma, con sus fábricas y estructuras.

Mientras que en el lado derecho del río, se ha conseguido conservar y paralizar la masificación y mantener el hábitat natural para los animales y la flora de la Selva.

Orangutanes en las plataformas de alimentación de la Selva de Borneo

El problema respecto a los animales, radica en que antaño eran también pobladores de la mitad izquierda de la Selva y que las plantaciones han ido comiéndoles terreno y obligándoles a trasladarse hacia el río.

Así como otros animales saben nadar, y aprovechan el paso de los klotoks por el río para cruzarlo y evitar la aparición de cocodrilos, que se asustan por el ruido de los motores de las embarcaciones, y conseguir alimento al otro lado, los orangutanes no saben nadar.

Los orangutanes que habitan en el lado izquierdo de la selva de Borneo, son los protagonistas de escenas tan tristes como las que en 2018 han dado la vuelta al mundo de un orangutan defendiéndose contra una máquina de tala de árboles.

Orangután en el lado izquierdo del río Sekonyer

También, son perseguidos y disparados o asesinados por cazadores para evitar el crecimiento de su población en esta parte de la isla.

Estos orangutanes, que en muchas ocasiones sobreviven, o crías que se quedan sin sus madres, son los que recoge la fundación OFI  de Camp Leakey y se dedica a su cuidado y reinserción en la Selva de Borneo a la que pertenecen.

Plataforma de acceso al interior de la Selva de Borneo

 

Los orangutanes

Y en todo este espectáculo que se ha convertido el boom del aceite de palma, los más perjudicados siguen siendo los pequeños hombres tímidos de la Selva, los orangutanes.

Orangután en la Selva de Borneo

Son unos animales maravillosos, tan parecidos al humano en sus acciones que asombran, con su instinto protector con sus crías y su mirada tímida hacia el visitante.

En cada una de las tres paradas en las que consiste el tour, nos bajamos del klotok y nos adentramos en la Selva en busca de los orangutanes.

Cartel de bienvenida a Camp Leakey

Caminábamos expectantes, levantando la mirada al menor ruido y esperando verles moverse entre los árboles.

Tras un rato caminando por la Selva, llegábamos a unas plataformas de madera y por fin veíamos movimiento entre las altas copas de los árboles, divisando manchas rojas acercarse.

Orangután sobre nuestras cabezas

Los rangers, cuidadores de la Selva y los orangutanes, se acercaban con grandes cestos de bananas, que desparramaban en las plataformas y poco a poco los animales libres se acercaban para comer.

Muchos de ellos, cogían tantas bananas como podían con la boca y saltaban veloces de nuevo hacia los árboles.

Macho Alfa alimentándose en plataforma

Está totalmente prohibido acercarse a las plataformas, hay un hilo “muy peligroso” que separa a los visitantes de ellas, y todo el mundo lo respeta y no se acerca.

Creo que la gente que visita Borneo, está bastante concienciada con lo importante que es que estos animales no interactúen con el humano y sigan teniendo respeto y no se acerquen a ellos como si fuesen amigos.

Cartel de silencio en la Selva de Borneo

Tuvimos mucha suerte, y en dos de las plataformas pudimos ver grandes machos Alfa acercarse a comer tranquilamente, observamos su majestuosidad y luego se fueron tranquilamente, dejando al resto de orangutanes comer.

Estos animales, viven libremente en la Selva. La mayoría de ellos, están catalogados por la Fundación, y suelen vivir cerca de las plataformas ya que se aseguran la comida, pero no viven en espacios cerrados y pueden elegir acercarse a comer o no.

Orangután libre en la Selva de Borneo

Según nos contó Ita, existe una población importante de orangutanes en este lado de la Selva de Borneo, que vive sin necesidad de acercarse a las plataformas a comer.

Sensaciones

Estar en medio de la Selva de Borneo, en silencio, observando las copas de los árboles, atento al menor ruido y viendo pasar orangutanes sobre tu cabeza es un total privilegio.

Orangután sobre nuestras cabezas en la Selva de Borneo

Cuando llegamos a la primera plataforma de nuestra visita, casi no creíamos dónde estábamos, el calor era abrumador, observar la espesa y alta vegetación, es algo que no es difícil describir con palabras.

Ver llegar un orangután a ritmo pausado, con una cría colgada de su pecho, o ver acercarse un macho Alfa con su voluptuosidad, causando respeto sobre el resto de animales es tan emocionante que se me saltan las lágrimas al recordarlo.

Orangután cerca de las plataformas de alimentación

Nos pasamos horas sentados, disfrutando de su presencia, tomando fotos, grabando vídeos, etc Pero sobre todo, nos sentimos felices, contentos de estar presenciando la verdadera naturaleza en primera persona.

También fuimos muy afortunados y mientras navegábamos el río, nos cruzamos con Mario! Mario es un orangután macho muy espabilado que vive cerca de la orilla y es conocido por casi todos los guías de los klotoks.

Intentaba acercarse a las embarcaciones para conseguir comida, ya que por desgracia, está muy acostumbrado a los turistas y a que le den fruta.

Mario cerca de los klotoks

Me alegró mucho ver que en nuestro caso, nuestra tripulación decidió parar la embarcación para que pudiésemos ver a Mario, justo al otro lado, ya que no son partidarios de crear esta actitud como algo normal con los animales.

También, vimos algunos orangutanes en el lado izquierdo del río, siempre cerca de la orilla, y la verdad es que estos sí me dieron mucha pena por el posible futuro que les pueda esperar.

Otras experiencias en Borneo

A parte de ver orangutanes en Borneo, la Selva ofrece muchísimo más!

A orillas del río, podría decir que navegamos acompañados de monos narigudos, ya que están por todas partes!

Monos narigudos esperando para cruzar el río tras el paso de los Klotoks.

Pudimos ver aves y lagartos impresionantes, gracias al ojo avizor de nuestra tripulación, aunque siempre desde el klotok y algunas veces con el zoom de la cámara.

Hicimos una excursión nocturna y voluntaria al interior de la Selva con nuestra guía y un ranger en busca de tarántulas. Creo que no me pude poner más ropa encima y que me temblaban las piernas del miedo, pero le eché valor.

Hormiga gigante en la selva de Borneo.

Es evidente que los rangers saben donde tienen que buscar porqué íbamos totalmente a oscuras con unas míseras linternas y sabían donde estaban los nidos.

Para que las pudiéramos ver, las “azuzaban” un poco con un palo hasta hacerlas salir de su agujero, yo tuve que gritar que no era necesario porqué con ver 3 tarántulas en mi vida he tenido más que suficiente.

También vimos mariposas nocturnas, grandes hormigas carnívoras, aves y un Gueko, que es una especie de lagarto que emite un sonido muy peculiar.

Disfrutando de las vistas y la naturaleza navegando por el río Sekonyer.

Lo más bonito de todo fue atracar para dormir la última noche cerca de un montón de luciérnagas, fue espectacular!

Cuando después de cenar, nos apagaron las luces, un millón de puntitos brillaba a nuestro alrededor sin parar y me sentí realmente feliz de la aventura de visitar la Selva de Borneo.

Nuestro Klotok azul en el tour de Tanjung Puting en la selva de Borneo.

Por último, durante el desayuno de nuestro último día de aventura, vimos un gran cocodrilo de agua dulce nadar río arriba por el río Sekonyer, una pasada.

 

Conclusión

Mi opinión al respecto de visitar la Selva de Borneo para ver orangutanes en libertad es que es una experiencia magnífica.

De los 24 días que duró nuestro viaje por Indonesia, lo que recuerdo con más cariño es sin duda los 3 días que pasamos en el klotok en Borneo.

Orangután macho en las plataformas de alimentación

La desconexión total que sentimos respecto al avanzado mundo en que vivimos, no tener cobertura ni conexión a Internet en los móviles, nos dio una sensación de paz inigualable.

Acostarnos y levantarnos según las horas de sol, estar rodeados de sonidos de la Selva y la naturaleza día y noche, durmiendo al raso y con la única luz de las estrellas en el cielo.

Creo que todos deberíamos estar más concienciados con el espectacular mundo que nos estamos cargando a un ritmo vertiginoso y es probable que en algunos años, todo lo que os acabo de contar ya no se pueda experimentar.

Es una catástrofe que estén desapareciendo estos bosques, y todo lo que este cambio arrastra consigo y las repercusiones que tiene.

En las plataformas de alimentación de la Selva de Borneo

La problemática del aceite de palma se ha dado a conocer en todo el mundo, incluso en Indonesia son conscientes, pero todos debemos empezar a aportar un granito de arena y dejar de consumir cualquier producto hecho con palma.

Solo así conseguiremos algún día, de algún modo, que se cierren las plantaciones de palma en la Selva de Borneo.

Puedes pensar que tu solo no consigues nada, pero siempre será mejor si actúas pensando que un pequeño gesto si puede cambiar el mundo.

Hasta aquí mi experiencia, mi vivencia y mi opinión sobre la visita a la Selva de Borneo y a la Reserva Nacional de TanJung Puting… no cabe duda de que si pudiese volver ahora mismo, no me lo pensaría dos veces!

Navegando por el Río Sekonyer en la Selva de Borneo

Como siempre, si te ha quedado alguna duda puedes dejarme un comentario o bien puedes contactar conmigo en privado, espero que hayas disfrutado leyendo este post como yo escribiéndolo…❤

 

 

 

Summary
Article Name
La experiencia de ver orangutanes en la Selva de Borneo
Description
Ver orangutanes en la Selva de Borneo, experiencia, sensaciones, opinión, el problema del aceite de palma, los orangutanes en libertad, etc
Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *