Casablanca Mezquita Hassan II
África,  Marruecos

Road Trip por Marruecos

Nuestro primer viaje del 2020 fue un Road Trip por Marruecos. Es la segunda vez que yo iba a visitar el país y tenía muchas ganas de hacer una ruta en coche por diferentes ciudades.

Esta vez, no íbamos a ser nosotros dos solos, y es que, para esta aventura de viajar por Marruecos, nos organizamos con nuestros amigos argentinos que conocimos en Egipto.

Paseo por Chefchaouen, la perla azul de Marruecos
Paseo por Chefchaouen, la perla azul de Marruecos

Me parece que esta es una de las maravillas de viajar por el mundo, que vayas dónde vayas, encuentras gente con la que te sientes como en casa, y con la que serías capaz de compartir un road trip, en otra parte del planeta.

Entre todos, cuadramos un poco la ruta, proponiendo cada uno los lugares que nos hacían especial ilusión conocer de Marruecos.

A continuación os dejo nuestro Road Trip por Marruecos de 5 días…me acompañas?

✈️ Vuelos

El trayecto de ida y vuelta hasta Marruecos lo hicimos desde el aeropuerto de Valencia hasta el de Marrakech y viceversa, puesto que la ruta fue circular.

Llegamos al aeropuerto de Menara en Marrakech a las 23.30 de la noche, y de ahí un conductor nos recogió y llevó hasta el hotel.

Este aeropuerto es el principal en Marruecos, aunque ahora, hay buenas conexiones desde España también a Tánger o Fez.

Especias en Fez. Marruecos
Especias en Fez. Marruecos

Ambos aeropuertos serían un buen punto de inicio para empezar un Road Trip por Marruecos.

🚗 Road Trip día 1. Casablanca, Rabat y Chefchaouen.

Empezamos nuestro primer día en Marruecos muy temprano. A las 7.00 de la mañana nos trajeron el coche de alquiler hasta el hotel.

Nuestro amigo Andrés, se encargó del alquiler del coche para este road trip, a través de la compañía marroquí Medloc Maroc.

Es importante en un road trip un coche que se adapte a las circunstancias. En nuestro caso, necesitábamos un maletero grande y kilometraje ilimitado.

Nuestra primera parada fue Casablanca, tras haber recorrido 240km.

Es una ciudad a la que hay que dar una oportunidad de visitar si haces un road trip por Marruecos.

No te puedes perder la impresionante Mezquita de Hassan II. Es la tercera mezquita más grande del mundo, tras la de Meca y Medina.

Mezquita de Hasan II, Casablanca

Está situada frente al mar, y además de dar un paseo por la zona, disfrutarás de los maravillosos colores de esta grandiosa construcción.

Nuestra siguiente parada, la hicimos en Rabat a unos 87km.

Cementerio musulmán de Rabat.
Cementerio musulmán de Rabat.

Paramos aquí a comer y coger fuerzas para continuar con el viaje, ya que nos quedaba el tramo más duro hasta llegar a ChefChaouen, la perla azul de Marruecos.

Nos dirigimos a ChefChouen, la perla azul de Marruecos

4 horas y medía y 245 km después de salir de Rabat, llegamos a nuestra casa en pleno corazón de Chefchaouen.

Eran las 20:00h de la tarde, y nos alojamos en pleno centro. Aprovechamos para callejear un rato y cenar algo.

Chefchaouen, la perla azul de Marruecos.
Chefchaouen, la perla azul de Marruecos.

El viaje hasta Chefchaouen es muy pesado, tomes la carretera que tomes. Hay que subir al punto más alto de las montañas del Rif y eso…cuesta.

Las carreteras son estrechas y solo hay un carril por sentido, es un puerto de montaña largo hasta llegar a la ciudad, pero de día debe ser espectacular!

Una de las cosas que nos llamó mucho la atención a todos, es como Marruecos está invirtiendo en infraestructuras.

Se están construyendo nuevas carreteras, seguramente por una visión de expansión turística a corto plazo

Calles de Chefchaouen, Marruecos.
Calles de Chefchaouen, Marruecos.

A pesar de que el camino es pesado, y que se necesita casi un día para llegar, no hay que dejar de ver Chefchaouen por este motivo.

Es muy entretenido ver el paisaje de Marruecos conforme te vas adentrando hacia las montañas, pasas pueblos auténticos, y ves el día a día de la gente.

🚗  Road Trip día 2. Chefchaouen y alrededores.

Chefchaouen es una ciudad grande, pero lo que se ha hecho muy famoso, gracias a las redes sociales, es su casco antiguo de callejuelas y casas pintadas de color azul.

Esta ciudad se fundó en el 1471 por los exiliados musulmanes y judíos de Al-Andalús, por lo que la estética de la ciudad vieja recuerda a las ciudades andalusíes.

Se dice que el azul de sus calles, era motivo de evocación al paraíso. Pero también la versión más reciente cuenta que es para ahuyentar a los mosquitos.

Chefchaouen al amanecer, cuando sus colores son más bonitos.
Chefchaouen al amanecer, cuando sus colores son más bonitos.

Nos despertamos temprano, para poder disfrutar de las azules calles de Chefchaouen y hacer fotos antes de la llegada del turismo diario.

Fue una suerte tener el alojamiento en pleno centro porque solo tuvimos que salir a pasear y callejear, sin necesidad de mover el coche.

Calles azules de Chefchaouen, Marruecos
Calles azules de Chefchaouen, Marruecos

A partir de las 10 de la mañana empezamos a ver turistas por la calle. Caminábamos mientras nos íbamos desplazando a las afueras, dónde las mujeres lavan la ropa.

Visitamos las cascadas de Akchour

Sobre las 12 del mediodía, cansados de dar vueltas y hacer fotos a las calles, puertas, escalinatas, etc nos dirigimos en coche hacia las cascadas de Akchour.

Están aproximadamente a una hora en coche desde Chefchaouen, y os recomiendo que las incluyáis dentro de vuestro road trip por Marruecos porque son muy bonitas.

Montañas del Rif, Marruecos
Montañas del Rif, Marruecos

Hay diferentes trekkings para llegar hasta ellas, nosotros tardamos aproximadamente una hora sin ir apretando el ritmo.

Montañas del Rif Marruecos
Montañas del Rif Marruecos

Por el camino, en la misma montaña, nos encontramos varios puestos de gente preparando tajín al momento, por lo que podríamos haber comido allí en la montaña si hubiésemos querido.

Cascada de Akchour, Marruecos

De vuelta a la ciudad de Chauen, visitamos el zoco y entramos por la puerta vieja. Más tarde terminamos el día en el mirador de la Iglesia española, dónde se reúne mucha gente para ver ponerse el sol.

Zoco de Chefchaouen, Marruecos.
Zoco de Chefchaouen, Marruecos.

Para terminar, cenamos en un restaurante que se llama El Jaleo, dónde me comí el mejor tajín de pollo de mi vida.

🚗  Road Trip día 3. Fez

Nuestra siguiente parada en el Road Trip por Marruecos fue la ciudad de Fez.

Pusimos rumbo desde Chefchaouen a las 8 de la mañana, nada más empezó a salir el sol, y pudimos disfrutar de las vistas impresionantes del puerto de montaña.

Hicimos una parada en un bar de carretera, que no recuerdo como se llama, y allí conocimos a la maravillosa Rachida.

Nosotros con Rachida, la mujer más amable de Marruecos
Nosotros con Rachida, la mujer más amable de Marruecos

Una mujer alrededor de los 50 años, que seguramente no había visto un occidental en su vida, y que rejentaba un pequeño bar en una carretera secundaria.

Nos tomamos un café y intentamos charlar con ella por señas, porque no hablaba nada que no fuese árabe.

Nos tomamos varias fotos con ella, y nos fuimos muy felices por la experiencia tan humana que habíamos vivido en el Marruecos profundo con una mujer muy auténtica y bonica.

Calles de la medina de Fez, Marruecos
Calles de la medina de Fez, Marruecos

Fez nos recibió aproximadamente sobre las 12 del mediodía. Nada más acercarnos a la ciudad, ya pudimos comprobar lo diferente a las zonas que habíamos visto que iba a ser esta experiencia.

Curtiduría de Fez, la más grande de Marruecos
Curtiduría de Fez, la más grande de Marruecos

Fez es la ciudad más grande, caótica y sucia que visitamos en nuestro road trip. Abarrotada de gente, animales, basura, etc

Nuestro riad estaba en plena medina. Un laberinto de callejuelas por el que si me hubiese tenido que mover sola, me habría perdido en 30 segundos.

Intentaron engañarnos en Fez

En Fez tuvimos una mala experiencia en el viaje, y es que, al dejar el coche en el parking fuera de la medina, el chico del parking nos comentó que si necesitabamos guía el podía acompañarnos por 5€.

Nos pareció un precio increíble para 4 personas, pero en realidad, el chico solo iba a acompañarnos un rato para enseñarnos cuatro cosas y que no nos perdiésemos.

Nos avisó de que en el hotel nos dirían que no aceptásemos estos servicios de gente de fuera de la medina…pero como eramos 4, no nos dio miedo ni nada la situación.

Mercado de Fez, Marruecos
Mercado de Fez, Marruecos

Cuan equivocados estábamos!!! al terminar el día, nos pidió 5€ la hora y tuvimos que intercambiar algunas palabras con él…a mi me dio mucha pena esta situación.

En este sentido, os aconsejo no dejaros llevar por nadie y que os hagáis con un mapa y con google maps y os mováis libremente por la ciudad.

Puerta de la Medina de Fez, Marruecos
Puerta de la Medina de Fez, Marruecos

Está llena de cámaras por todas partes, esto nos llamó la atención, y esto da bastante seguridad a pesar de todo.

Paseo por la ciudad de Fez

Visitamos las famosas curtidurías de piel en Fez, dicen que son las más grandes y antiguas de Marruecos.

Desde una tienda puedes subir a la terraza y ver como se trabajan las pieles, se meten en las piscinas y se tratan con diferentes tintes y productos.

La entrada es gratuita, te ofrecen una ramita de menta antes por si te resulta insoportable el olor, pero no fue nuestro caso.

Exterior de la curtiduría de Fez, Marruecos
Exterior de la curtiduría de Fez, Marruecos

A la salida, evidentemente, tienes que pasar por la tienda y intentan venderte algo…pero allá quien pueda comprarse una chaqueta de piel de 400€…no es mi caso 😂

Visitamos varios mercados, con nuestro falso-guía. Me resultó muy violento, vimos animales muertos despellejados, cabezas de camellos colgadas, animales vivos acinados, etc

Yo soy muy sensible con estos temas y intento ser fuerte y tener en cuenta que es otra cultura y ha sido mi decisión visitar este o cualquier otro país.

La carne o los animales están así de expuestos, porque su religión les obliga a realizar el rito del halal a los animales que van a consumir. Por ello necesitan asegurarse de dónde proviene.

Dátiles en el mercado de la fruta de Fez.
Dátiles en el mercado de la fruta de Fez.

Nuestro falso-guía, nos llevó lejos de la ciudad, al barrio de los artesanos, dónde visitamos una fábrica de piezas hechas a mano y teselas de mosaico.

Fue muy divertido llegar hasta allí con tuk-tuk, aunque estábamos convencidos de que nos cobraron más de lo que valía el viaje.

Al anochecer volvimos al hotel y decidimos comprar comida y cenar tranquilamente en la terraza del riad que tenía vistas a la medina.

🚗 Road Trip día 4. Marrakech

Al salir el sol pusimos rumbo a nuestro destino final en el road trip por Marruecos, Marrakech.

Nos detuvimos con el coche ( al que por cierto el falso-guía del parking no había hecho ninguna maldad ) para ver el Palacio Real.

Estoy convencida de que de haber ido solos sin este guía, habríamos visto más cosas y no tantos mercados de la ciudad, ya que en mi opinión en esto también nos engañó.

Puertas bonitas de Marrakech, Marruecos
Puertas bonitas de Marrakech, Marruecos

Estábamos a 532 km de Marrakech y decidimos ir por la carretera de Rabat y Casablanca, ya que es mucho mejor porque es autopista.

De haber tenido más tiempo, podríamos haber cruzado de nuevo montañas, ya que en esta ruta hay algunas cosas que ver, como el bosque de los monos y la catarata de Ouzoud.

Llegamos a Marrakech

Nuestro riad en Marrakech también estaba dentro de la medina, a apenas 5 minutos de la famosa y concurrida plaza Jema el Fna.

Tras comer en Roti d’Or, uno de los sitios que teníamos anotados, dimos un paseo por la ciudad y iniciamos nuestra visita.

En Marrakech hay que perderse por los zocos, esto es la atracción turística por excelencia. Adentrarse en las callejuelas interminables y regatear con los vendedores.

Tienda de tajines, Marrakech
Tienda de tajines, Marrakech

Dimos un paseo hasta las tumbas Saadíes y el Palacio El Badi, pero a nuestra llegada estaban a punto de cerrar y lo vimos desde fuera.

También pasamos frente a los jardines de Menara, pero decidimos reservarnos para visitar los jardines Majorelle al día siguiente.

Especias en Marrakech

De vuelta a la plaza Jema elFna, subimos a la terraza de Chez Chegrouni, con vistas directas a la plaza y desde donde vimos esconderse el sol tras el minarete de la mezquita Qoutubia.

Vistas de Jema leFna al atardecer
Vistas de Jema elFna al atardecer

Aprovechamos para cenar aquí, ya que también era uno de los restaurantes que tenía anotados como recomendación y pedimos diferentes tajines que estaban riquísimos.

Agotados por el viaje y las horas visitando la ciudad, nos retiramos a descansar para levantarnos temprano al día siguiente.

🚗 Road Trip día 5. Marrakech

Iniciamos nuestro segundo día en Marrakech visitando la Mezquita Qoutubia apenas a las 8 de la mañana. No había casi gente y pudimos hacer algunas fotos bien bonitas.

Mezquita Qoutubia al amanecer, Marrakech

Tras desayunar, dimos una vuelta por la plaza Jema leFna. En esta plaza enontraréis todo tipo de vendedores ambulantes.

Mujeres que pintan las manos con hena, hay que estar atentas porque dicen que si te cogen la mano te pintan cualquier cosa rápido y ya les tienes que pagar.

Encantadores de serpientes que te dejarán caer una cobra encima para hacerte una foto y luego te pedirán dinero. Lo mismo con los monos encadenados que llevan algunos hombres.

Plaza Jema elFna, encantadores de serpientes
Plaza Jema elFna, encantadores de serpientes

Estoy totalmente en contra del maltrato animal, por lo que os pido por favor que huyáis de estas prácticas para haceros fotos con animales. Es maltrato, punto, se mire por dónde se mire.

Llegamos caminando hasta los Jardines Majorelle, a unos 3 km de distancia del centro. Atravesamos un mercado de fruta que tenía una pinta exquisita y los productos muy económicos.

Es aconsejable comprar las entradas de los jardines Majorelle porque siempre hay cola

Los Jardines Majorelle o el museo Ives Saint-Laurent, es uno de los sitios más turísticos también, por lo que las colas son de más de una hora, y decidimos retirarnos.

Recorremos otro de los zocos o bazares, y nos dirigimos hacia Place des Epices, dónde está el mercado de las especias.

Mercado de las especias, Marrakech
Mercado de las especias, Marrakech

Esto me desilusionó un poco, ya que esperaba encontrarme montañas y montañas de especias de colores, pero no fue así.

Tras tomarnos unas coca-colas en la terraza de Café des Épices, con vistas a la plaza y hacer el chek -in de nuestro vuelo por la tarde, ponemos rumbo al restaurante para comer.

Café des épices, Marrakech
Café des épices, Marrakech

El aeropuerto de Marrakech, no tiene máquinas electrónicas, por lo que no podréis presentar el billete con el móvil ( si viajáis con Ryanair ) y tendréis que buscar un sitio dónde imprimir, como nos pasó a nosotros.

Volvimos a comer a Roti d’Or, realmente este sitio y sus empleados nos encantaron, se come muy bien y a muy buen precio.

Tras nuestro último paseo por el centro, nos dirigimos al riad para recoger nuestro equipaje.

Zocos de Marrakech
Zocos de Marrakech

Llegamos al aeropuerto con tiempo, leí que en el aeropuerto de Marrakech pueden surgir problemas y que se pasan al menos 3 controles, pero no fue nuestro caso.

Nos despedimos de este primer road trip del año en Marruecos. Las sensaciones son muy buenas, Marruecos nos ha encantado más de lo que esperabamos.

Palacio el Badí, Marrakech
Palacio el Badí, Marrakech

Si no quieres perderte detalle, puedes revisar las carpetas del viaje en DESTACADOS de mi perfil de Instagram.

Como siempre, espero que hayáis disfrutado con este post de nuestro Road Trip por Marruecos…a vuestra disposición Rigodones ❤️

2 Comments

  • Salvador

    Es impresionante el reportaje, muy detallado casi lo estas viviendo y las fotos muy bonitas , despues de leer este reportaje es para visitar MARRUECOS cuando se pueda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *